miércoles, 30 de marzo de 2011

Verano...

     Que el tiempo pase tan rápido que ni mi memoria pueda recordar ni uno de los momentos que pasaron en aquellos largos meses de primavera, que el calor del Sol anide en mi cuerpo y deje su huella en cada poro de mi piel, que el oleaje me arrastre hasta el fondo del mar, y que solo pueda escapar bajo el abismo de tu mirada, que la lluvia desaparezca por un tiempo y que el azul del cielo brille como nunca brilló, que detrás de la atenta mirada de aquel astro personas se enamoren en parques cargados de ilusiones, personas conozcan a alguien que puede cambiar su vida, personas que caminarán a tu lado por el resto de los días... La sensación de que cada día atardece más tarde, esa que tanto me gusta...

No hay comentarios:

Publicar un comentario